Reseña: A Cure for Wellness

Esta semana estrenó en nuestros cines el filme “A Cure for Wellness”, lo último del director Gore Verbinski (Pirates of the Caribbean, The Ring). Los cortos de esta película prometían una visceral experiencia de horror. ¿Logra su cometido?




La película cuenta la historia de Lockhart (Dane DaHaan), un inescrupuloso y cortante trabajador de Wall Street quien es enviado por sus jefes a buscar a Pembroke, el dueño de su compañía, a una remota clínica a las montañas de Suiza. Su misión de regresar a Nueva York con Pembroke es interrumpida por un accidente, lo que hace que Lockhart se convierta en paciente del Doctor Volmer (Jason Isaacs), el carismático y misterioso jefe del hospital. Durante su internado, Lockhart se propone a descubrir el origen del hospital, y la fuente de su “cura” milagrosa.

Hanna (Mia Goth), una misteriosa residente de la clínica

LO POSITIVO

Uno de los aspectos mejor logrados del filme es la cinematografía. La fotografía de Bojan Bozelli es espectacular, utilizando fuertes contrastes de blanco y negro con pequeñas explosiones de color intenso que se mezclan de manera hipnótica.  Verbinski escoge contar el misterio con imágenes del clásico catálogo de Lovecraft y metáforas Freudianas. El escenario principal, un castillo gótico al pie de los Alpes, es lo suficientemente interesante para mantener nuestra atención.

Lockhart (Dane DaHaan) en tratamiento para la “cura”.

Las actuaciones del elenco principal son excelentes, en particular Dane DaHaan como el a veces despreciable Lockhart, y Jason Isaacs como Volmer, el director de la institución. La banda sonora nos transporta de un thriller de negocios a melodrama psicológico, únicamente europeo en su presentación.

Otro aspecto que me hubiese gustado más que se trabajara fue el comentario social, una crítica a la cultura obsesionada con el dinero y el éxito, sin pensar en las consecuencias negativas de tener todo lo que se quiere.




LO NEGATIVO

A “Cure for Wellness “es una película altamente predecible. Aproximadamente a mitad de la misma ya tienes todas las piezas para completar el misterio, pero el filme decide alargar la trama por una hora más.

Esto nos trae al segundo grave problema de la película: es muy larga. A 2.5 horas de duración, “A Cure for Wellness” no es lo suficientemente interesante como para mantener la atención durante todo ese tiempo. Al ser tan larga la película, la mente  del espectador comienza a divagar y concentrarse en las imperfecciones del mismo.

El Castillo en Los Alpes, donde se centra la película

CONCLUSIÓN

A “Cure for Wellness” tiene todas las piezas para ser un tremendo thriller psicológico, pero su larga duración y su predictibilidad no permiten que se eleve al nivel de su cinematografía y sus actuaciones. Sin embargo, es una buena alternativa para los amantes del cine gótico.

 

CLASIFICACIÓN: R




About

Sara es una consultora de IT obsesionada con la música (“Joan Jett es la mejor”), las peliculas (“Ellen Ripley es mi señora y salvadora”) y los videojuegos (¡The Last of Us es el mejor juego de todos los tiempos!!!). La pueden encontrar en twitter @saraivettepr, aunque solo puede responder si su gata le da permiso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

%d bloggers like this: